Archivo de la categoría: Recetas

El Grano del Futuro

Si parte de tus propósitos para este nuevo año fue empezar a comer más saludable, bajar de peso, verte y sentirte mejor entonces posiblemente estés empezando a buscar mejores opciones en tu comida. Déjame te platico de el grano del futuro: la quinoa.

La quinoa (pronunciada Qui-Nua), es una semilla de muchísimos años de antigüedad, nativa de los Andes, el imperio inca era el que más uso le dio nombrándola “El oro de los Andes” ya que esta le daba la stamina suficiente a sus guerreros para triunfar en sus batallas. Es clasificada como un “súper grano” gracias a sus propiedades nutricionales ya que contiene los 9 amino ácidos necesarios lo cual la convierte en una fuente de proteína completa, alta en zinc, hierro, potasio, magnesio, fibra y antioxidantes, baja en grasas, sin colesterol y gluten-free. Super bueno para la piel, el pelo, energía y combatir radicales libres. En pocas palabras, ¡milagrosa!

Esto es buenísimo para personas que quieren dejar de consumir tantas proteinas animales, bajar su colesterol, son végetarianas, veganas, tienen problemas con el gluten o buscan opciones diferentes y mas saludables. Hoy en día se esta haciendo más popular su uso, la puedes encontrar como harina, pasta o en su forma natural que es el grano entero de color blanco, rojo o azul.

¿Como cocinar la quinoa?
1 taza de quinoa
2 tazas de agua
1 cdita. sal de mar
1 cdita. Aceite de oliva, extra virgen (opcional)

Procedimiento
Una vez que tengas la taza de quinoa a la mano, colócala en un colador y lavala bajo un chorro de agua moviéndola con las manos, esto va a hacer que se le quite cualquier amargor que pueda tener.
Una vez lavada, la vas a verter en una olla pequeña con un poco de aceite de oliva (opcional) o simplemente sola y cocinarla a fuego medio para evaporar los líquidos.
Luego, incorpora las dos tazas de agua a la quinoa y llévala a hervor.
Una vez hirviendo baja la temperatura, tápala y déjala cocinando a fuego bajo.
Después de 15 min. Apaga la estufa y déjala reposar otros 5 minutos mas.
Destapar y con ayuda de un tenedor muévela un poco, extiéndela para aligerarla y listo.

20130131-155328.jpg
Así se ve la quinoa una vez que esta cocinada, checa la colita que salta del grano esa es la característica principal para saber que ya esta cocida.

Recuerda que simplemente el porcentaje de líquido y quinoa es de 2:1 lo que quiere decir que por cada cantidad de quinoa necesitas el doble para cocinarla de líquido. Puedes darle más sabor con algún fondo de vegetales, hierbas aromáticas, tantita cebolla y ajo o como lo harías con tu arroz favorito.

Ya teniendo esta base las opciones son miles para preparar divertidas y deliciosas creaciones para tu comida, desde sabores mediterráneos, mexicanos, curry o lo que se te ocurra. Asi que atrévete, cambia tu rutina y pruébala. ¡Te va a encantar! Aquí te dejo esta receta de súper rápida y riquísima para que no tengas excusas en probar la quinoa.

Torre de Quinoa con Edamames y Corazón de Alcachofa

20130131-155609.jpg
Para la Torre
3 tazas de quinoa cocida
1/2tz. pimiento rojo, en julianas
1/2tz. cebolla morada, picada o en julianas
3/4 tz. edamames sin cáscara, descongelados
1/2 tz. queso feta, de cabra
4-5 corazónes de alcachofa marinados, picados
1/4 tz. aceitunas negras, en rodajas
1 aguacate, en cubos

Para la Vinagreta
1/2 taza de aceite de oliva, extra virgen
2 cuch. vinagre de manzana
1 diente de ajo grande, picado
1/2 cuch. mostaza Dijon
C/n sal de mar
C/n pimienta negra

Procedimiento
Una vez cocida la quinoa la vas a verter en un bowl grande y vas a incorporar el resto de los ingredientes. Mezcla muy bien pero cuidadosamente.
Prepara la vinagreta colocando todos los ingredientes excepto el aceite en un bowl pequeño y empezar a batir, incorpora poco a poco el aceite y listo.
Poner un poco de la mezcla en una copa o ramequin, suficiente para llenarla completa, coloca un plato encima del ramequin y dale la vuelta, retira el ramequin o la copa para tener ese efecto de torre en tu plato.
Decora con tomate cherry, cebollita picada y la vinagreta.

¡Buen Provecho!